De las muchas enfermedades que atiende la neurología, existen las de tipo vascular, y una de ellas es la embolia cerebral . Esta enfermedad puede comenzar a manifestarse entre adultos de 35 a 70 años aproximadamente, y se origina debido a la obstrucción de algún vaso sanguíneo, afectando a las arterias del cerebro.

Cuando se presenta este accidente cerebrovascular , se pueden advertir diversos síntomas en el afectado. Desgraciadamente se manifiestan súbitamente y es importante identificarlos para actuar oportunamente.

Para ello, necesitas poner atención si la persona presenta alguno de estas señales:

-Habla con dificultad

-Repentinamente se le complica caminar

-Le es difícil mantener el equilibrio corporal

-No coordina correctamente sus movimientos corporales

-Alguna de sus extremidades o incluso, la mitad de su cuerpo pierde fuerza

-Le cuesta trabajo recordar cosas elementales, como su nombre, quiénes son sus familiares, dónde vive, o llega a quedar inconsciente durante un breve periodo.


Si observas alguno de estos síntomas, no lo dudes y acude al médico inmediatamente. Te canalizarán con un especialista para realizarte el neurodagnóstico que determinará el tipo de padecimiento que puedas presentar.

Y nunca olvidemos que es mejor prevenir, que lamentar; las embolias cerebrales tienen su origen por la acumulación de colesterol en las arterias. Ya sea que la persona haya padecido una embolia cerebral o no, hagamos del cuidado de la salud un hábito, llevando una alimentación adecuada , controlando la ingesta de grasas y sal.